Sobre el Hombre Topo

SOBRE EL HOMBRE TOPO:

Somos un grupo de producción literario e intelectual definido por su obsesión por la crítica cultural, la escritura, el cine, la filosofía y la traducción. Esperamos difundir ideas, textos, traducciones, fragmentos inteligentes de una luz no tan lejana.
Escriben en esta revista: Franco Bordino, Matías Rano, Gustavo Roumec, Tiépolo Fierro Leyton, Juan M. Dardón, Tomás Manuel Fábrega y Xabier Usabiaga.

jueves, 5 de junio de 2014

Algunas ideas sobre literatura del Hombre Topo





¿Qué es La traición del Hombre Topo? ¿Quiénes somos?

Clasicistas del verso libre y según el gusto literario de la modernidad, hay entre nuestras filas hijos de Vallejo, Neruda, Eliot, Rilke, Sallinger, Bretón y los beatniks (Ginsberg en poesía y Kerouac en prosa). Apóstatas de la literatura argentina salvo de Borges (la literatura argentina es un invento de historiadores y académicos; no existe, no tiene entidad propia. Se compone casi completamente de nombres olvidables. Por eso es un asunto que compete a los historiadores, a los custodios del pasado y censores del olvido). Epígonos antes que contestatarios, nos afirmamos en el amor a los grandes maestros de la literatura y en la convicción de que la buena literatura existió y puede volver a existir. Románticos, pero no por ello poco diestros en el manejo de los recursos literarios del modernismo, buscamos producir una literatura viva, una literatura íntegra que interpele al hombre en lo que tiene de hombre, y no al escritor en lo que tiene de literato o al estudiante de letras en lo que tiene de snob. Buscamos volver a hacer de la palabra un arte grande y gracioso; como el mecanismo biológico por que vuelan los pájaros; o como el arte táctico con que una mujer verdaderamente bella parece siempre, a toda hora del día y desde toda luz, verdaderamente bella. Practicamos una literatura intuitiva, espesa y cargada; una alternativa que saca a la literatura de su agonía cientificista, de la ya eterna y agotada dialéctica de la experimentación e innovación formal tanto como de la pobreza de hacer sólo carne premolida condescendiente con la maquinaria interpretativa de los críticos. 


Pero estas palabras que preceden no son ninguna consigna, no tienen para nosotros ningún valor propositivo. Otra cuestión crítica de la literatura actual es, a nuestro juicio, su degradación a mero gesto, la subsunción del contenido sensible de las obras a algún concepto de turno, sea éste estético o político (la sobreintelectualización del arte es, para nosotros, el pecado literario actual por antonomasia, tanto del "arte puro" como del "arte comprometido"). Por eso, estas palabras no podrían ser para nosotros ningún concepto, sino que son tan sólo la descripción rezagada de lo que desde hace tres años venimos haciendo, sin ninguna conducción explícita sino tan sólo de acuerdo a la fortuita armonía del gusto literario de quienes integramos esta revista.   


El Hombre Topo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada