Sobre el Hombre Topo

SOBRE EL HOMBRE TOPO:

Somos un grupo de producción literario e intelectual definido por su obsesión por la crítica cultural, la escritura, el cine, la filosofía y la traducción. Esperamos difundir ideas, textos, traducciones, fragmentos inteligentes de una luz no tan lejana.
Escriben en esta revista: Franco Bordino, Matías Rano, Gustavo Roumec, Tiépolo Fierro Leyton, Juan M. Dardón, Tomás Manuel Fábrega y Xabier Usabiaga.

domingo, 18 de marzo de 2012

René Daumal: Entrada de las larvas



El pertiguero de la iglesia llevaba a pastar sus cabras en la avenida vacía.

Algunos niños se morían o se secaban en las ventanas – era primavera y las manos de los hombres se extendían al sol, ofreciendo a todos el pan de sus palmas que los niños no habían mordido aún.

Sobre las terrazas uno se encontraba entre la tierra y el cielo; había muchos cráneos rotos aquel día, de jóvenes que querían volar por encima de los jardines.
Las gaviotas y los pañuelos crujían en el aire y rompían el azul contra los vidrios, los vapores de cristal se fugaban al otro lado de las nubes.
Cuando llegó la noche fue el turno de los ancianos; invadieron las calles, con sus banquetas de madera tosca, encantaban las palomas y bebían leche caliente.
El cielo estaba solamente un poco más oscuro y más alto.
Los árboles se estiran en el parque y tienden trampas a las mariposas nocturnas; el pertiguero vuelve a entrar en la iglesia y las cabras duermen en la cripta.

Todas las mujeres, de pronto, aúllan con gargantas de lobas, porque en los suburbios ha caído un hombre desnudo y blanco venido del campo.




Traducción: Dardón&Bollini.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada