Sobre el Hombre Topo

SOBRE EL HOMBRE TOPO:

Somos un grupo de producción literario e intelectual definido por su obsesión por la crítica cultural, la escritura, el cine, la filosofía y la traducción. Esperamos difundir ideas, textos, traducciones, fragmentos inteligentes de una luz no tan lejana.
Escriben en esta revista: Franco Bordino, Matías Rano, Gustavo Roumec, Tiépolo Fierro Leyton, Juan M. Dardón, Tomás Manuel Fábrega y Xabier Usabiaga.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Incursiones al... - Matías Rano


INCURSIONES AL ALA DERECHA DE LA FUNERARIA

Morir es dramático/ porque el corazón de los que se quedan/ y te amaban/ se parte;
la expresión “se parte”  es reemplazada por: se rompe. Imagino que mi hermano pensó en poner se destroza. Pero finalmente en la tarjeta quedó se rompe.
¿Cómo hacer para que la muerte no sea tan dramática? Para no partir tantos corazones…
¿Debería dejar de decir todas esas cosas lindas que les digo a las personas? ¿Olvidarlos para que me olviden? Veo al espíritu de mi hermano en esas reflexiones. Así debería ser eternizado, sentado sobre una roca enorme, a orillas de los mares del sur. Más tarde, al día siguiente de la eternidad podría subirlo a un barquito similar a una nuez, y dejarlo ir.
 Pero el cuerpo de mi hermano pensaba estas cosas en el cuarto que compartía conmigo. Rodeados de Readers y Atalayas.
 La foto sobre la que apareció el poema, tal vez pudo ser extraída del cuaderno de la funeraria. Dónde  posiblemente también se inspiró para escribir el poema, más precisamente durante una de sus incursiones al ala derecha de la funeraria, y más específicamente al ver a algún hombre escribiendo en aquella especie de libro de quejas de tapas bordó. O tal vez simplemente al ver el libro, solo, cerrado. Es fácil, al ver ciertas encuadernaciones, sobre ciertas mesas, imaginar una prosa, una atmósfera.  
 Mi hermano, parapetado, intuiría lo que determinado hombre o determinada mujer estarían escribiendo en el cuaderno.
El poema terminaba del siguiente modo: pero sepan (hermanos) que pueden seguir amándome y yo a ustedes.
Cursiva, letra dorada, en relieve.
 Estuve por escribir sobre una foto fuera de foco tomada por mi hermano, y pensaba ser generoso con mi amigo el lector y además acortar camino, solucionar rápido. La foto está fuera de foco y es algo confusa, difícil saber si lo que se ven son algunos edificios, seguro el cielo y tal vez una nube. La cosa es que la foto es tan extraña e indescifrable (si me obligan a comparar) como el amor del que habla el poema, entre muertos y vivos.

 Al leer el poema, Sarah me pidió que me explaye, que reflexione más sobre las ideas. Cuando descubras un punto como ese, dijo, escribí 40, o 50 páginas. Supongo que eso hubiese sido bueno. Hablar sobre ese amor sería hablar sobre mi hermano, pero también hubiese sido hacer malabares con platos heredados.

 Me resultó más fácil escribir sobre las incursiones de mi hermano al ala derecha de la funeraria. 


Matías Rano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada